región y sociedad

  
  

región y sociedad: la luz, los elementos y la ciencia

La imagen es ante todo información; es un contorno que delinea lo que es un producto, una luz que alude a las necesidades primarias y se convierte en parte del imaginario social.

Los elementos danzan y se acomodan, hacen filas, siguen rutas milenarias. El Agua, el fuego presentan una coreografía desértica que se traduce en energía solar, en agricultura y alimentación visual. El agua y la tierra hacen que brote el grano en un transcurrir, donde la electroquímica define los pasajes. La bioética observa el cereal que con el fuego se convierte en pan de mesa. La fibra del cacto, del nopal o de la palma se transforma en el cesto donde se llevan y se traen los ingredientes de los que está conformada una comunidad.

Qué relación puede tener una sarta de chile colorado con la teoría general de los sistemas, las espinas de una choya con la retroalimentación de los elementos, la espiga del trigo y su relación con los atractores de la teoría del caos. Muchas coincidencias en el espacio y en el tiempo, aquí convergen la dialéctica hegeliana, el materialismo y el realismo, con los colores, los brillos, las sombras.

Si en el conocimiento intervienen diversos procesos ligados a lo interdisciplinario, en sus derivados análisis y su difusión, también se requiere que la forma y el contenido asuman un equilibrio, en ese punto se complementan las exposiciones de lo investigado y la observación de un objetivo. Es ahí donde convergen las funciones del arte y la academia. 

Juan Casanova desde hace muchos años poniendo atención a cada objeto que lo rodea, su lente ha registrado desde un zapato o una silla, hasta el retrato del retrato, pasando por la fotografía como memoria del entorno social. Su relación con las cosas no solo es pragmática, ha tratado de decirnos que la madera no solo es un recurso natural, de utilidad y que llega hasta el mercado; nos ha querido decir que la madera está constituida por átomos como todas las cosas, que tiene una composición, que tiene vida hacia adentro, donde cada veta nos habla de historia y de física y química.

Casanova tiene más de un lustro trabajando el aspecto fotográfico con las portadas de la revista región y sociedad que edita El Colegio de Sonora, este trabajo además de generar y proponer un concepto gráfico, ha otorgado continuidad a una labor de enlace y conjunción entre la estadística y estética, entre el dato duro y el discurso de un inquieto artista de la imagen.

 

José Carlos Esquer